“Quería ser la primera en estar en Bicentenario”: Consuelo Rojas

“El fin de semana que el Alcalde dijo que nos teníamos que trasladar, esa noche no pude dormir, pensaba y me imaginaba como iba a ser mi negocio; quería ser la primera en estar acá y vea, ya he vendido gracias a Dios”, contó emocionada Consuelo Rojas, vendedora de la Calle Sarmiento que comenzó una nueva etapa de su vida como comerciante formal al interior del Bicentenario Plaza.

Doña Consuelo pasó 17 años en la calle, aguantando el inclemente calor y los días de lluvia que terminaban por afectar la mercancía que vendía, “todos los días sacaba ese carro de donde me lo guardaban, y si le metía mucha mercancía no lo podía ni mover. Yo llegaba al puesto, a veces no podía ni abrir por los aguaceros o solo habría en las tardes para no pasar tanto calor”, recuerda.

Sin ocultar su felicidad, cuenta que había escuchado sobre la reubicación de los vendedores desde por lo menos tres administraciones atrás, y aunque afirma que había perdido la esperanza de tener un local propio donde pudiera contar con un surtido más amplio para no vivir solo de la venta de medias en la calle, su sueño por fin se hizo realidad, “mañana me llegan los peluches, tengo accesorios para mujeres, splash, dulces y regalitos que yo misma armo. Aquí gracias a Dios pude surtir con lo que siempre quise y lo que me gusta”.

‘Variedades Becky’, se llama su nuevo negocio ubicado en el local 13, “Becky, por mi perrita”, explica con gracia doña Consuelo, quien ahora le da consejos a sus compañeros que van llegando a hacer las adecuaciones de sus locales comerciales, “más adelante voy a hacerle el mezzanine. Acá hay mucha gente contenta que está haciendo arreglos, yo me paso a veces a mirar cómo les está quedando y a darles ánimo.   

Comunicado de Prensa No.280.56.1.677

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.