“En Bicentenario Plaza le di un vuelco de 360° a mi negocio”

Las caras de sorpresa se convirtieron en la constante para los clientes de Paola Giraldo, quienes por estos día visitan el local número 38 en el Bicentenario Plaza, observando con agrado el variado surtido que exhibe en su negocio, al que le dio un giro de 360°, aprovechando la oportunidad  que se cristalizó después de ocho años en la calle Sarmiento.

“Cuando estaba en la calle vendía ropa de bebe y niños, pero ese negocio decayó mucho con la llegada de los grandes almacenes y sus promociones. Gracias a Dios y al Alcalde Gustavo Vélez salió esta oportunidad y decidí cambiar totalmente lo que vendía, al principio me dio susto pero recibí el apoyo de mi familia, que es lo más importante. Yo estoy contenta aquí”, expresó con decisión.

Desde muy pequeña, al lado de su hermana, aprendieron de su padre el oficio de vender en la calle, hasta que encontraron en la reubicación una oportunidad de convertirse en comerciantes formales, dejando atrás la experiencia durante años en los puestos ubicados en la calle 27 entre carreras 21 y 22, “uno le coge el tiro a la calle, al sol y al agua. Y aunque se acostumbra a abrir y acomodar la mercancía todos los días, es gratificante llegar al trabajo y encontrar todo organizado. Yo espero que los demás propietarios abran sus locales rápido”.  

Bicentenario Plaza

Para echar a andar su nuevo sueño contó con el apoyo de toda su familia, en manos de su cuñado quedaron las adecuaciones del local, la instalación de una bodega y los exhibidores de zapatillas para hombres y mujeres, gorras, maletines para gimnasio y hasta hubo espacio para una vitrina donde vende a muy buenos precios lociones originales, imitaciones y splash.

“De aquí nadie lo va a sacar a uno, esto ya es de nosotros y es una oportunidad para crecer y mejorar”, dijo emocionada.

 

Comunicado de Prensa No.280.56.1.752

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.