Cuatro vehículos y una motocicleta inmovilizados por conducción en estado de alicoramiento

Una ciudadana de 21 años de edad, residente en el barrio Guayacanes de esta ciudad, fue dejada a disposición de la Fiscalía URI de Tuluá por agresión a funcionario, en hechos acaecidos sobre las 3:00 de la madrugada del domingo, cuando fue sorprendida por agentes del Departamento de Movilidad y Seguridad Vial, conduciendo en estado de alicoramiento grado tres.

intervecion-fin-semana-3

Intervención fin de semana

La mujer en alto grado de excitación golpeó en el rostro a los dos agentes para evitar la inmovilización del vehículo, generando lesiones que obligaron a su atención en la clínica San Francisco. La infractora se expone a una multa de 14 millones de pesos. Una situación similar afronta un ciudadano, quien fue sorprendido al volante de un vehículo en estado de embriaguez grado tres.

intervecion-fin-semana

Intervención fin de semana

Durante el puente festivo que acaba de pasar las autoridades además inmovilizaron cuatro vehículos y 78 motocicletas e impusieron 87 comparendos por infringir la norma que restringe la movilización de motos entre las 12:00 y las 5:00 de la madrugada. Los vehículos fueron inmovilizados porque los conductores iban en estado de alicoramiento.

El sábado se inmovilizaron 4 vehículos y 17 motos, sancionando también a 21 personas; la madrugada del domingo se inmovilizaron 45 motocicletas e impusieron  48 comparendos y el lunes fueron inmovilizadas 16 motos y se impusieron 18 órdenes de comparendo.

“Las personas que conducen en estado de embriaguez deben recapacitar, pues están colocando en riesgo no solo su propia vida sino la de otros ciudadanos. Que una jovencita conduzca borracha y además reaccione violentamente ante el requerimiento de las autoridades es doblemente censurable”, dijo el alcalde Gustavo Vélez Román.

Descargue el Comunicado de Prensa No.280-04-04-1050

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.