Carretilleros, usuarios y comerciantes siguen sin tomar conciencia frente al cuidado de los equinos

 

Personal de la Policía Nacional debió intervenir para proteger la integridad de un equino que era maltratado por su propietario al someterlo a arrastrar una carga excesiva cuando se movilizaba a la altura de la Transversal 12 con calle 5, del barrio Alameda de Tuluá.

Tras observar la carretilla cargada de ladrillos con aparente sobrepeso, los policiales hicieron detener el vehículo de tracción animal para verificar las condiciones del semoviente, encontrando señales de maltrato y que le faltaba una herradura en la pata derecha.

Incautación de Equino

De inmediato personal del Grupo de Protección Ambiental y Ecológica de la  Policía incautó el animal conduciéndolo hasta el centro de Zoonosis donde quedó al cuidado de los encargados, asimismo, se procedió a realizar el informe para la Inspección de Policía y la Secretaría de Gobierno para que se tomen las medidas de ley.

“Los primeros responsables del cuidado de los equinos son sus propios dueños, pero también hay que hacer un llamado a quienes contratan los servicios de las carretillas, a los almacenes de materiales y ciudadanía en general para que actúen a conciencia. Este es un tema de todos, hay que denunciar estos atropellos”, expresó el alcalde Gustavo Vélez Román.    

 

Comunicado de Prensa No.280.56.1.508

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.